La piel artificial consiste en la reconstitución 3D de las capas de la epidermis y la dermis de la piel humana mediante cultivo celular. Con esta estructura, podemos analizar la absorción de productos y los efectos en ambos tejidos al mismo tiempo.

Por ejemplo, analizamos marcadores de colágeno en la dermis y proteínas de barrera y adhesión en la epidermis.

Para conocer más sobre las metodologías, contáctenos.